PASTORAL

LEMA 2021-2022: ¡Amaos como yo os he amado!

Son muchos los momentos en que en la escritura se habla del Amor.

 En el contexto de la última cena, cuando Jesús les dice a los discípulos que le queda poco tiempo de estar con ellos, que lo buscarán y no lo encontrarán, que no pueden ir con él, Jesus les da un mandamiento nuevo (nuevo porque Jesus con su muerte y resurrección da un nuevo sentido al Amor y también porque lo convierte en el signo que va a distinguir a los cristianos. Él mismo lo hace posible y verdadero también en nosotros.

“Os doy un mandamiento nuevo: que os améis los unos a los otros. Que, como yo os he amado, así os améis también vosotros los unos a los otros. En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os tenéis amor los unos a los otros.»” Jn 13, 34-35

image.png

COMPETENCIA ESPIRITUAL 21 – 22: Volver a empezar

El curso pasado trabajamos la competencia espiritual de la resiliencia que conlleva una doble vertiente: la capacidad de sobreponerse y de volver a empezar. El término tiene su etimología en el inglés resilience, que significa elasticidad y resistencia, y que procede a su vez del verbo latino resilire: saltar hacia arriba.

Este curso nos centraremos en VOLVER A EMPEZAR. Esta habilidad, puede adquirirse mediante los procesos de aprendizaje y socialización; permite un sano desarrollo y una proyección al futuro, a pesar de acontecimientos desestabilizadores, de condiciones de vida difíciles y de traumas graves que se hayan vivido en estos años de pandemia.

Volver a empezar de nuevo es simplemente la unión de dos elementos: el aprendizaje de nuevos hábitos y rutinas, y un cambio de aires relacionado con los entornos físicos y sociales por los que nos movemos. Esto es algo que es perfectamente realizable independientemente del tiempo que haya pasado desde el inicio de nuestro recorrido vital.

Se procurará desarrollando los distintos factores de resiliencia, como la autoestima, la confianza en sí mismo y en el entorno y la autonomía, para que conseguir que el niño piense: “Soy una persona digna de cariño; tengo a mi alrededor gente que me ayuda; estoy seguro de que todo saldrá bien; puedo controlar mis actos” y así, puedo “volver a empezar” cada nuevo reto que se me proponga en el día a día, superándome y adquiriendo las capacidades propia de cada etapa evolutiva.

Sin duda, para posibilitar esta experiencia y aprendizaje ayudará el LEMA DEL CURSO DE COLEGIOS DIOCESANOS: AMAOS COMO YO OS HE AMADO”

Facebook
YouTube
Instagram