Inicio » Documentos » Lema Diocesano 2018-2019

Lema Diocesano 2018-2019

Este es ya el séptimo curso que disponemos de un lema pastoral para los Colegios Diocesanos. Contamos con vosotros para llevarlo a cabo y hacerlo crecer en nuestro colegio. El proyecto pastoral de los Colegios Diocesanos busca el encuentro personal y comunitario con  Dios, la familiaridad con la Palabra de Dios, el magisterio de la Iglesia y el compromiso del mandamiento del amor.   Ser Colegio Diocesano significa educar en  el Evangelio de Jesucristo y  educar desde Él a profesores, padres y alumnos.   Seguimos creciendo, ya somos 50, los colegios de la diócesis de Valencia que durante este curso 2018-2019  contamos con el lema para enmarcar el ámbito pastoral de los Colegios Diocesanos.

El lema de este año: “Vosotros sois mis amigos” y la amistad con Dios y entre nosotros. 

Nuestro colegio se propone este año trabajar “Mens sana in corpore sano” como lema particular en nuestro trabajo de las competencias espirituales. Los años anteriores se trabajó “El Silencio”, “Gracias” , “La Gratuidad” , “el Silencio”, “la contemplación- admiración” y “pensar”. En las diferentes actividades y momentos del curso se fomentará la concentración y la reflexión personal.

Aquí te puedes descargar la letra y la himno de Colegios Diocesanos.

A lo largo de los tres trimestres del curso, celebraremos los momentos litúrgicos y las festividades más importantes.

Primer trimestre: Festividad de Todos los Santos – Adviento - La Inmaculada Concepción - Concurso de postales navideñas - Nadalenques al carrer – Navidad.

Segundo Trimestre: Presentación del Niño Jesús en el Templo (La Candelaria) – Cuaresma - Miércoles de ceniza - San José/Día del Padre - La Anunciación/Día de la vida.

Tercer Trimestre: Domingo de Ramos  - Semana Santa – Pascua - Día de

La Madre – Ascensión – Pentecostés - Santísima Trinidad - Corpus Cristi.

Este año queremos descubrir, con los alumnos la importancia de cada momento litúrgico y de vivirlo con los demás, y así encontrarnos con  Dios, porque ninguno de nosotros estamos solos.